Andrea Canelo Pegueroles
Escola Superior de Disseny ESDi
Jueves 18 octubre 09:00h

Bajo el marco general de un proyecto final de grado, me propongo mandar un mensaje de empoderamiento a los hablantes del dialecto tortosí, que compartimos la concepción errónea que solamente las palabras del dialecto central son consideradas correctas. Las acciones actuales en favor del tortosí se limitan al uso coloquial y se tratan a partir del humor. A través de mi propuesta, el mensaje adopta un tono serio y creíble sin perder el momento de juego e interacción con el ciudadano.

Se genera una campaña a fases: la primera fase tira una pregunta sin solución que compara la palabra del catalán estándar para nombrar un objeto con su sinónimo tortosí, con la intención de generar la duda a los ciudadanos. La gran mayoría, acabará contestando que la palabra estándar es la correcta y pueden, incluso, pensar que se los está corrigiendo. El sentimiento de frustración se revierte con la segunda fase, que contiene la solución y que reafirma la validez del tortosí, puesto que queda al mismo nivel de corrección que el estándar.

Considero importante este tipo de ejercicios que se centran en la cultura y el enaltecimiento de la esencia de un pueblo o pequeño territorio. Cuidar las características de una zona y alimentarlas positivamente poniéndolas en valor, repercute no solamente a las generaciones actuales sino en las futuras. Con este proyecto, pues, pretendo ofrecer a los hablantes de tortosí, o más bien, ofrecernos, una herramienta para hablar con seguridad y redescubrir nuestro dialecto.