24—26 Oct. 2024
Vilanova i la Geltrú - Barcelona

El año 2022 marcó un hito en la generación de imágenes por inteligencia artificial (IA). Con tecnologías basadas en IA como DALL-E-2, Midjourney, Stable Diffusion y Adobe Firefly, se han generado más de 15 mil millones de imágenes desde su lanzamiento el año pasado. Para ponerlo en perspectiva, los fotógrafos tardaron 150 años, desde la primera fotografía tomada en 1826 hasta 1975, en crear esa misma cantidad de imágenes.

 


Imágenes generadas con las diferentes versiones de Midjourney.

 

Las primeras versiones de estos modelos producían imágenes fácilmente reconocibles, pero actualmente son casi indistinguibles incluso para el ojo entrenado. El avance de modelos como Midjourney ha sido muy rápido y en menos de un año y medio han conseguido alcanzar resultados hiperrealistas. Existe una web donde puedes poner a prueba tu capacidad de distinguir obras de arte e imágenes generadas con IA.

Estos modelos de IA están transformando el proceso creativo de muchos artistas y han generado un gran debate en la comunidad creativa, especialmente sobre cuestiones relacionadas con los derechos de autor y la propiedad intelectual.

La llegada de estos modelos de generación de imágenes también plantea preguntas sobre cómo afectarán a la creatividad humana, ¿podrán estos modelos mejorar nuestra creatividad al aumentar nuestras capacidades y productividad?

Lejos de reemplazar la creatividad humana, estos modelos pueden actuar como herramientas que amplían nuestras capacidades creativas. Permiten generar ideas rápidas que luego pueden ser refinadas y desarrolladas por los equipos creativos. La facilidad de uso de estas herramientas pone a disposición de una gran número de personas que no tienen el conocimiento, o los recursos suficientes, para crear obras artísticas.

En el mundo del diseño, numerosas empresas están incorporando la IA en sus procesos creativos. Por ejemplo, la marca de moda de lujo Casablanca utilizó la IA para producir la campaña de su colección Primavera/Verano 2023 colaborando con Luke Nugent, fotógrafo británico y artista AI. Por su parte, Revolve lanzó una colección cápsula co-creada con IA en colaboración con la agencia creativa Maison Meta. Estas empresas han colaborado para organizar la primera “AI Fashion Week”, donde participaron cientos de diseñadores de todo el mundo y las colecciones de los tres ganadores han sido producidas por Revolve.

 

 
Imágenes generadas por IA de los 3 ganadores de la “AI Fashion Week”.

 

En otros ámbitos creativos, la IA también se ha utilizado en algunos casos de uso notables. En la serie de Disney “Secret Invasion” la secuencia de créditos ha sido creada con IA aunque generó más controversia sobre su calidad. En este caso los equipos creativos trataron de aprovechar algunas de las limitaciones de los modelos de IA para crear un ambiente onírico que no convenció a una parte de los espectadores. También se han producido diferentes campañas publicitarias, una de las más espectaculares fue creada por Coca Cola en la cual utilizan las capacidades de las IA para dar vida a diferentes cuadros de un museo.

Estos son algunos de los ejemplos que demuestran las posibilidades de uso de la IA para las personas creativas.

Malos Usos de la IA: Deepfakes y Desinformación

La IA tiene un gran potencial para hacer un buen uso, pero también tiene un lado oscuro. Los deepfakes y la desinformación son dos de los usos más preocupantes de la tecnología de IA en la actualidad.

Los deepfakes han llevado la manipulación de imágenes y videos a un nuevo nivel, permitiendo la creación de contenido muy realista. La desinformación se ha vuelto más fácil de difundir gracias a la IA. Por ejemplo, se han creado fotos con IA del Papa Francisco con un puffy jacket blanco, o del ex presidente Donald Trump siendo detenido, que se han vuelto virales en las redes sociales.

 

 

Existe una gran preocupación del impacto que pueden tener este tipo de herramientas en las próximas elecciones estadounidenses de 2024. Sobre todo teniendo en cuenta el impacto que ya tuvieron técnicas de analítica avanzada empleadas por Cambridge Analytica para la manipulación a gran escala en las elecciones de 2016 donde ganó Donald Trump.

 

 

 

Lucas Antón Pastur Romay.
Manager Data Scientist – Generative AI. Mango.

Docente en el grado de diseño en LCI Barcelona.

 

Sobre el autor/a

Lucas Antón Pastur Romay

Manager Data Science - Generative AI. Mango. Docente en el grado de diseño en LCI Barcelona.

Web

Partners in crime

Con el push de

Voces aliadas

Amigos de la causa