24—26 Oct. 2024
Vilanova i la Geltrú - Barcelona

En el mundillo del diseño y la creatividad, a veces nos topamos con un muro creativo tan alto que parece imposible de escalar. El síndrome de la página en blanco es muy común entre los que nos dedicamos a disciplinas creativas, también conocido con el término de Leucoeselofobia

Brian Eno es músico: ha integrado varias bandas de rock y editado álbumes solistas. Sin embargo es su faceta de productor lo que lo llevó a la fama, trabajando con bandas y músicos como U2, Coldplay, Talking Heads y David Bowie, entre otros.
Este afamado músico y productor inglés no era ajeno a los bloqueos creativos, así que creó su propio sistema para estimular la creatividad. Lo llamó «Estrategias Oblicuas», y consiste en un juego de cartas que diseñó en 1975 junto con el pintor Peter Schmidt.

 

 

Cada una de estas cartas contiene un desafío o una frase provocativa destinada a sacudir la mente. Piensa en ellas como una directora de arte que te desafía todo el tiempo a pensar fuera de la caja.

¿Cómo funcionan? Imagina que estás atascado en un proyecto, las ideas no te salen, te falta fuerza mental y te quedas en la superficie de las ideas (esas que no tienes). Tomas una carta al azar y lees algo como «Considera diferentes velocidades». De repente, tu mente se abre a nuevas posibilidades. ¿Y si aplicaras este concepto a tu diseño? ¿Cambiaría el ritmo del proyecto? Las cartas actúan como catalizadores que desencadenan pensamientos creativos, empujándote a explorar áreas que nunca hubieras considerado.

 

 

Estas cartas no son solo una herramienta, sino una filosofía

Las «Estrategias Oblicuas» son el epítome del desafío al status quo,. Invitan a los creativos a romper sus propios límites, a mirar más allá de lo evidente y a encontrar soluciones inesperadas a problemas comunes.

 

Grandes artistas como David Bowie las han utilizado para superar bloqueos creativos.

En medio de un bloqueo, Bowie encontró inspiración en este juego de cartas, que lejos de ser un simple juego, se convirtieron en una herramienta de brainstorming revolucionaria. Cada carta ofrece una afirmación o una pregunta que desafía el pensamiento convencional, empujando al artista a explorar nuevas direcciones, retando las normas del proceso creativo.

Bowie, conocido por su constante evolución y su búsqueda de nuevas formas de expresión, encontró en estas cartas un aliado. Las «estrategias oblicuas» le ayudaron a romper barreras mentales y a explorar territorios desconocidos en su música. El resultado: la creación de su icónica canción «Heroes»… casi nada.

Imagínate, estás luchando con un concepto de diseño y una carta te dice «Haz una pausa», llevándote a reconsiderar y, eventualmente, a una solución brillante.

Las «Estrategias Oblicuas» son más que un simple juego de cartas; son un manifiesto creativo. Encarnan la esencia de la innovación, rebeldía y, sobre todo, un enfoque audaz y sin miedo a la creatividad. Así que, la próxima vez que te enfrentes a un bloqueo creativo, ¿por qué no darle una oportunidad a este mazo de cartas mágico?

Si rebuscas por internet podrás pillarlo, te dejamos aquí el listado, pero no es lo mismo, ya tu sabes…

 

Las frases que te harán pensar fuera de la caja

– Haz primero lo último.
– La repetición es una forma de cambio.
– Honra al error como a una intención oculta.
– Una línea tiene dos lados.
– Descarta un axioma.
– Descubra tus fórmulas y abandónalas.
– No hagas nada tanto como te sea posible.
– No te asustes de las cosas porque sean fáciles de hacer.
– Haz algo aburrido.
– Enfatiza las diferencias.
– Enfatiza las repeticiones.
– Enfrentado con una elección, haz ambas.
– Mira de cerca a los detalles más embarazosos y amplifícalos.
– Haz valioso un espacio en blanco colocándole un marco exquisito.
– Haz una lista exhaustiva de todo lo que podría hacer y haga lo último de la lista.
– Haz una repentina, destructiva acción impredecible; incorpora.
– Sustrae ambigüedades y conviértelas en detalles específicos.
– Sustrae detalles específicos y conviértelos en ambigüedades.
– No cambies nada y continúa consistentemente.
– Reversa.
– Cierra la puerta y escucha desde afuera.
– ¿Qué es lo que no harías?
– Falta de moderación disciplinada.
– La cosa más importante es la cosa que más fácil se olvida.
– «De nada» a «más que nada».
– Ve a un extremo, muévete de regreso a un lugar más confortable.
– No evites lo que es fácil.
– Haz más humano lo que es perfecto.
– Muévete hacia lo no importante.
– Preparación lenta, ejecución rápida.
– Utiliza gente incompetente.
– Equilibra el principio de consistencia con el principio de inconsistencia.
– En lugar de cambiar la cosa, cambia el mundo alrededor de ella.
– Trabaja a una velocidad diferente.
– Usa una idea antigua.
– Presta atención a las distracciones.
– Solo una parte, no la totalidad.
– Destruye lo más importante.
– ¿Qué incrementar? ¿Qué reducir? ¿Qué mantener?
– ¿Qué partes pueden ser agrupadas?
– ¿Qué es lo que no harías?

 

Oblique Strategies © 1975, 1978, and 1979 Brian Eno/Peter Schmidt

Sobre el autor/a

Redacción Blanc!

“No trates de doblar la cuchara. Es imposible. En lugar de hacerlo, solo intenta darte cuenta de la verdad… No hay cuchara. Entonces, verás que no es la cuchara lo que se dobla, te doblas tú”

Web