24—26 Oct. 2024
Vilanova i la Geltrú - Barcelona

Aprovechando la IA para mejorar la creatividad y la eficiencia

El diseño gráfico es un sector en constante evolución, la integración de la inteligencia artificial (IA) está remodelando cómo los diseñadores y diseñadoras abordan el trabajo del día a día. Como profesionales que somos, no podemos dejar de estar al tanto de las nuevas oportunidades que nos brinda esta tecnología.

El Cambio de paradigma en el diseño gráfico

No te confundas, la IA aplicada al diseño gráfico nunca va a reemplazar el trabajo que realizas. Sí que es verdad que los procesos para lograr algo de calidad son muy accesibles, y cualquier sobrino del vecino puede hacer ahora un logo decente con la IA. Pero hay algo que el sobrino del vecino y la IA no tienen: pensamiento crítico en diseño y capacidad de crear y proyectar con unos objetivos específicos.

Las herramientas de IA como ChatGPT están revolucionando los procesos de diseño. Se trata de una tecnología que ha llegado para quedarse y su integración en los flujos de trabajo del día a día son inevitables para los que valoramos la optimización de procesos.

 

 

Cómo ChatGPT mejora el proceso creativo

ChatGPT, una herramienta impulsada por IA, ofrece una amplia gama de funcionalidades que pueden agilizar el proceso de diseño:

# Generación de ideas: ChatGPT ayuda en el proceso de lluvia de ideas o brainstomring, ofreciendo perspectivas diversas que pueden iniciar el proceso creativo. Es ideal para superar el bloqueo inicial y hacer que explores muchas más posibilidades.

# Desarrollo de contenido:
Desde redactar briefings de diseño hasta crear artículos para tus clientes, ChatGPT puede producir rápidamente contenido escrito, ahorrando tiempo valioso. Pero no te fíes. Repasa y re-redacta esos contenidos a conciencia, sobre todo para revisar qur ChatGPT no se ha inventado nada. En la jerga se lo llama `alucinar`, y es cuando la aplicación se inventa cosas como fechas, datos precisos, significados, etc.

# Análisis de datos:
Puede analizar datos complejos, por ejemplo, largas listas de clientes o proyectos, y que te devuelva información valiosa que ya tienes, pero que no has aprovechado. Por ejemplo, de una lista de todos tus clientes, vuelcas un excel con i formación de cada uno, para saber cuáles son los sectores que te han aportado mayores beneficios, en qué épocas del años tienes más contrataciones y en qué épocas flaquea más, etc.

# Eficiencia en la ejecución:
ChatGPT puede generar wireframes, paletas de color basadas en aspectos psicológicos e incluso sugerir mejoras en el diseño, mejorando así la productividad. Es como tener una compi de trabajo disponible 24/7 dispuesta a echarte un cable con tus proyectos.

# Respuestas personalizadas:
La capacidad de la herramienta para ‘actuar como’ un rol específico, como un comercial, un experto SEO, un programador o redactor, permite asistencia a medida en varios aspectos relacionados al proyecto de diseño.

 

Cómo crear buenos prompts para ChatGPT

Un prompt son las instrucciones que le pasamos a la IA para que lleve a cabo una determinada tarea. En el caso de ChatGPT tienes que tener claro que se trata de un modelo conversacional, es decir, funciona mejor cuando las instrucciones se le van transmitiendo como si de una conversación se tratara. El porqué es evidente, procesará mejor una determinada tarea descrita en un prompt, que muchas tareas juntas y mezcladas.

Por eso, para crear buenos prompts para ChatGPT, se requiere claridad, especificidad y un enfoque en el objetivo deseado. Aquí hay algunos consejos:

# Sé específico:
Detalla lo más posible tu solicitud. En lugar de un prompt vago como «necesito una idea para un logo», especifica, por ejemplo, «necesito ideas para un logo de una cafetería orgánica que transmite calidez y sostenibilidad».

# Define el contexto y propósito:
Incluye información sobre el proyecto, como el público objetivo, la marca, el tono y el mensaje que deseas transmitir. Cuanto más contexto proporciones, más relevante y útil será la respuesta.

# Utiliza palabras clave relevantes:
Incorpora términos que estén directamente relacionados con tu campo y proyecto, como «diseño minimalista», «paleta de colores pastel», o «estilo vintage».

# Pide ejemplos y sugerencias:
Si estás buscando inspiración, pide a ChatGPT que proporcione ejemplos o referencias. Por ejemplo, «proporciona ejemplos de campañas publicitarias exitosas para productos tecnológicos».

# Solicita feedback constructivo:
Utiliza ChatGPT para obtener una segunda opinión sobre tus diseños. Por ejemplo, «¿qué mejoras sugerirías para este diseño de página web enfocado en la usabilidad?»

# Itera y refina:
Usa las respuestas de ChatGPT como un punto de partida y no como una solución final. No dudes en hacer seguimiento con más preguntas o pidiendo aclaraciones.

# Sé creativo y experimenta:
Prueba diferentes enfoques en tus prompts para ver qué estilo y nivel de detalle te brindan los mejores resultados.

 

Adoptar el uso de la IA comienza a hacer imprescindible

Adoptar la IA no es opcional sino necesario. Herramientas de IA como ChatGPT representan el futuro de la industria, y su utilización efectiva puede marcar la diferencia entre mantenerse a la vanguardia o quedarse atrás. Si viviste la época del paso del diseño analógico al digital, habrás vivido algo similar. O incluso la aparición de internet abrió un abanico de nuevas profesiones lideradas por aquellas personas que se adaptaron al medio. Las primeras UX y UI fueron diseñadoras gráficos haciendo páginas web enteras con Photoshop o Illustrator.

 

El factor humano será irreemplazable

A pesar del poder de la IA, el elemento humano en el diseño gráfico sigue siendo insustituible. Las herramientas de IA carecen de la inteligencia emocional, empatía y comprensión matizada que los diseñadores humanos aportan. La clave es usar la IA como un complemento de la creatividad humana, no como un sustituto. Hay que verla como una herramienta más, como lo son el paquete de Adobe o la libreta que utilizas para tus apuntes (salvando las distancias, claro).
La IA nos ayuda a procesar información y llegar más rápido al resultado final. Bien utilizada, es una herramienta que nos puede ayudar no solo a optimizar sino a mejorar los proceso. E incluso hacer cosas que antes, por tiempo o presupuesto no podíamos hacer nosotros mismos.

Preparándose para el Futuro

Por eso desde Blanc! te animamos a experimentar con herramientas de IA, comprendiendo sus capacidades e integrándolas en sus flujos de trabajo. La mejor manera de aprender es utilizándola y conocer sus límites.
El futuro del diseño gráfico para por un mix de ingenio humano y eficiencia impulsada por IA, y cuanto antes nos adaptemos a esta realidad, mayor será nuestra competitividad en un mercado ya de por sí bastante saturado.

¿Cómo empezar? Accede a chat.openai.com y ponte a jugar con la herramienta.

 

Sobre el autor/a

Redacción Blanc!

“No trates de doblar la cuchara. Es imposible. En lugar de hacerlo, solo intenta darte cuenta de la verdad… No hay cuchara. Entonces, verás que no es la cuchara lo que se dobla, te doblas tú”

Web